Cariciería

Me trataron de vender la idea de que apreciar mediante el tacto diversas texturas era un arte menor, pero yo no estaba de humor. Preparar texturas para que alguien más las toque podría quizás ser un arte, pero tocarlas obviamente no. Es estúpido: poco falta para que me digan que pintar es cualquier cosa, pero ver un cuadro, eso, eso sí es un arte. ¿Esculpió una mujer sin brazos que perdurará en la cultura por siglos? Bah, cualquiera puede, pero yo, yo la ví. ¿Qué puedo decir? Soy un artista, así nací. La música de Bach está simpática, pero yo, yo la oigo. ¿Bach? Pobre diablo sin talento.

Que quedé muy claro: ser espectador es más fácil que ser creador. Es más fácil leer una novela que escribirla, más fácil ir al cine que dirigir una película, más fácil recitar un poema que componerlo, más fácil aplaudirle al bailarín que imitar sus pasos. Incluso fuera del arte: es más fácil comer arroz que prepararlo, más fácil aprender a leer un idioma que a escribirlo, más fácil gritar gol que anotarlo, más fácil festejar la victoria que blandir la bayoneta y más fácil apuntar hacia abajo el pulgar que enfrentar al león.

Autor: Omar

re(des)conocido autor de 1.0 blog(s).

5 thoughts on “Cariciería”

  1. Por supuesto que es un arte: Yo jamás podré ser tan caradura como para ser crítico de arte. Serlo, para mí, representa un arte. Lo es así mismo ser catador de vinos, por ejemplo.

    Claro que uno no es artista solo por mirar, tocar o comer. (Viene a mi mente una frase gustada por el Wassa, en la que dado un verbo lo conjuga en imperativo con ciertos adornitos que por autocensura no menciono.)

    Definiciones, definiciones…son como las mujeres. ja ja

  2. De donde yo vengo, clavarse en la textura del material no sólo es un arte, sino una forma de vida.

    Claro que no es que uno decida clavarse en la textura del material. Sencillamente tiende a ocurrir después fumarse varios churrillos de mota.

  3. Charo: confundes ser crítico con ser espectador. Yo tampoco creo que ser crítico sea fácil, justamente por la naturaleza de la diferencia entre el crítico y el espectador: ambos absorben por los sentidos, pero, después, el crítico produce una crítica. Un crítico sí es, entonces, un creador.

  4. Yo tampoco creo que el simple hecho de ser un espectador lo convierta a uno en un artista. Como bien dice OMAR, hay una diferencia entre un espectador y un crítico. Ambos perciben una obra mediante sus sentidos, y ámbos la juzgan, si se puede decir así, de una forma diferente. El espectador habla en base a la sensación momentánea que le produce la acción de mirar, o tocar en éste caso; el crítico no se limita a ésto, también hace uso de conocimientos que están relacionados con el arte y que no obtuvo con el solo hecho de mirar, en la mayoría de los casos estos conocimientos los obtiene de alguna carrera como ARQUITECTURA, PRODUCCIÓN AUDIOVISUAL, DANZA, FILOSOFIA Y LETRAS, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s