Lars y la huelga de los trabajadores del hotel Wilkins

Entrevisté a Lars Gómez por correo electrónico y en respuesta a una de mis preguntas sobre su infancia en Los Ángeles me envió una narración delirante en la que cuenta como de niño, por pura casualidad, salvó a su padre de los planes del depravado jefe que tenía. Le enseñé el correo de Lars a mi esposa y no compartió mi entusiasmo por su singular historia e incluso se atrevió a decir que era más bien anodina. Después de platicar un poco con ella llegué a la conclusión que su problema era con el inglés, por eso incluyo, además del fragmento relevante del correo de Lars, una traducción al español. Mi traducción no aspira a la elegancia, tan solo a la claridad.

(Les pido leer ambos textos, el que está en inglés y el que está en español, pues de otro modo esta entrada literalmente no tiene chiste.)

Del correo de Lars:

Those were tough years. We were just another poor hispanoscandinavian family trying to get a break. And we finally did when Martin Fink’s radio “got” busted. It’s one of my father’s favorite stories.

At that time, my father had a low end job in a hotel. He was humilliated at every turn. It was as if bellhops existed only to be oppressed.

Fink was the floor manager at the Wilkins and my father’s superior. Fink rode my father and the other employees pretty hard. The little people under him got fed up with his crap and therefore decided to go on a hunger strike.

I was just a boy but I wanted to help too and my father wouldn’t let me. Of course I begged and begged, but he wouldn’t budge, which I thought sucked big time. Soon, time was running out: to help I had to disobey my father and make a move.

At the hotel, without my father’s consent, I gave Fink a piece of my mind. He seemed merely annoyed and threw me out. I stormed over to his house.

It turns out I had interrupted Fink’s scheming: he already had scabs lined up to replace the bellhops and was arranging for some heavies to lean on the striker’s negotiators, one of whom was my father. As soon as he had his alibi solid he’d notify the toughs by walkie-talkie. Privately, he harbored romantic notions about walkie-talkies.

When I got to his place I climbed in through a window and fished around for something to do. I didn’t really have a plan, you see. I fiddled around with several things including a bow I found in a closet next to a hunting rifle and an impresive collection of native american hatchets. I was playing with his walkie-talkie when I heard him at the front door. I was a few yards away from where I’d found it so I took a chance and threw it. Best damn throw I ever made: the walkie-talkie landed right were it had been. I barely managed to scramble out the window and avoid being seen.

Thing is, when Fink later tried to call his muscle, he got the police instead. My father loved me that day.

Mi traducción de ese fragmento:

Aquellos fueron años difíciles. Eramos otra pobre familia hispanoescandinava intentando conseguir un rompimiento. Finalmente lo obtuvimos cuando Martin Fink “se” fracturó el radio. Es uno de los cuentos favoritos de mi padre.

En aquel entonces mi padre tenía un empleo en extremo bajo en un hotel. Lo humillaban cada vez que se daba la vuelta. Era como si los botones existieran solo para ser oprimidos.

Fink era administrador de plantas en el Wilkins y era mejor que mi padre. Fink montaba a mi padre y a los demás empleados bonito y duro. Los enanos que se encontraban debajo de Fink fueron alimentados con su mierda y por eso decidieron hacer una huelga de hambre.

A pesar de ser solo un niño yo quería ayudar pero mi padre se rehusaba a rentarme. Desde luego le supliqué y supliqué pero no se movió y me pareció que succionaba el tiempo en grande. Pronto, el tiempo se estaba acabando. Para ayudar debía desobedecer a mi padre y crear un movimiento.

En el hotel, sin permiso de mi padre, le dí un pedazo de mi mente a Fink. Parecía meramente irritado y me tiro a la basura. Atormenté a su casa.

Resulta que lo había interrumpido haciendo sus planes: ya tenía costras alineadas para sustituir a los botones y estaba consiguiendo a unos pesados para recargarse en los negociadores de los huelguistas, uno de los cuales era mi padre. En cuanto tuviera una coartada sólida notificaría a los rudos usando su radio portátil bidireccional. En privado tenía nociones románticas sobre radios portátiles bidireccionales en el puerto.

Cuando llegué a su casa me metí por una ventana y me puse a pescar por ahí para tener algo que hacer. Realmente no tenía un plan que pudieras ver. Toqué el violín con varias cosas incluyendo un arco que hallé en un clóset junto a un rifle de cacería y una colección impresionante de hachas originarias de América. Estaba jugando con su radio portátil bidireccional cuando lo oí en la entrada principal. La distancia que me separaba del lugar donde lo hallé era un múltiplo pequeño de 91.44cm así que aproveché la oportunidad y lo lancé. Fue el mejor pinche lanzamiento de mi vida: cayó justo donde había estado antes. Apenas logré revolverme con la ventana y así evitar ser visto.

La cosa es que cuando Fink trató de llamar a su músculo contestó la policía en su lugar. Mi padre me violó ese día.

Autor: Omar

re(des)conocido autor de 1.0 blog(s).

4 thoughts on “Lars y la huelga de los trabajadores del hotel Wilkins”

  1. This entrance remembers experiments to me that we made for rule and compass some day with automatic translators, single that this translation knows to commit the appropriate errors. Besides is interesting that just in the previous entrance said to me that I interpret everything as she gives the desire me…

  2. omar
    no entendí, ¿la mala tradución es intencional? parece traducida con un artefacto de los que se compran en el pasito como ‘traductoras’
    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s