Ni pienses en nombrar mis hijos, Isaac Asimov

–Ragnar? I’m sorry, but I’m afraid I must leave now.

–That’s alright Dror. Have a nice weekend.

Que nombres tan ridículos se estilaban en la ciencia ficción durante los cuarentas, pensé, hasta que recordé que no estaba leyendo ciencia ficción de los cuarentas.

De hecho, no estaba leyendo.

Me encontraba en el seminario de factorización de matrices. El ponente de esa sesión: Ragnar Buchweitz. Su interlocutor: Dror Bar-Natan, mi profesor de teoria de nudos (por cierto, su curso es excelente).

Espero que nadie ahí hay notado mi repentina diversión.

Anuncios

Autor: Omar

re(des)conocido autor de 1.0 blog(s).

3 comentarios en “Ni pienses en nombrar mis hijos, Isaac Asimov”

  1. El año pasado conocí a Ragnar en Oberwolfach, en un seminario de teoría de deformaciones de estructuras analíticas. No me extrañaría que sus papás fueran lectores del Strahlerne y de ahí el nombre…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s