Limericos

La mayor parte del tiempo que paso en el transporte público leo. Aquí en Toronto vivo tan cerca de donde estudio y trabajo que casi no uso el transporte y he extrañado ese tiempo un poco. Este verano todo eso cambió cuando empecé a dar tutorials en el campus de Mississauga de la Universidad de Toronto (UTM).

Tengo dos opciones para llegar allá: la primera, usar una combinación del transporte público de Mississauga y el de Toronto, haciendo como una hora y cuarenta minutos y pagando CAN $5.25; la segunda, usar el transporte intercampus de la universidad, haciendo cerca de 45 minutos y no pagando nada. Usualmente uso el transporte de la universidad, a pesar de tener un horario incómodo, con tal de ahorrarme los cinco dólares (y cuarto).

Pero ahora que oscurece un poco más temprano no hay suficiente luz como para leer cuando regreso a casa en la noche en el camión de las 9:10. El transporte de la universidad, a diferencia del de los ayuntamientos, no gasta en iluminación. Hoy intenté leer un poema que me hallé en una antología de ciencia ficción dándome por vencido a los pocos minutos.

Me puse a pensar vagamente en poesía (que realmente ni disfruto ni consumo mucho, habiendo posiblemente alguna relación de causa y efecto, en algún orden, entre esas dos cosas), particularmente en como difiere la poesía en distintos idiomas.

En español -me da la impresión- la idea en cuanto a metro es contar las sílabas (aguas con la sinalefa), mientras que en inglés se cuentan las sílabas enfatizadas. Realmente cada cosa parece funcionar mejor que la otra en el idioma que se usa, y por ejemplo el único poema que me sé que menciona a Mississauga, uno de Dennis Lee que me aprendí de niño:

Mississauga rattlesnakes
eat brown bread.
Mississauga rattlesnakes
fall down dead.
If you catch a caterpillar
feed him apple juice,
but if you catch a rattlesnake
turn him loose!

tiene 7, 3, 7, 3, 8, 5, 8 y 3 sílabas en sus versos, pero el ritmo natural que obviamente tiene si se le lee en voz alta hace que los versos impares no suenen tanto más largos que los pares.

Pensé también en como algunos tipos de poema funcionan de manera (que ingenuamente me parece) similar en varios idiomas. Por ejemplo, los haikús con su estructura de aproximadamente 5, 7 y 5 on, que más o menos es una sílaba, funcionan muy bien, me imagino, en japonés, pero no les va tan mal en inglés o español.

(Mis haikús favoritos en español son los de Tablada que, naturalmente tienen algunos versos más largos que los haikús japoneses. Por ejemplo:

Al golpe del oro solar
estalla en astillas
el vidrio del mar

o:

Tierno saúz
casi oro, casi ambar
casi luz)

Después se me ocurrió que nunca he oído un limerick en español, así que, sentando en la oscuridad, decidí probar suerte con ellos. Los resultados no fueron muy alentadores, pero al menos me entretuve durante el viaje. Aquí hay 6:

Mucho pero mucho lo siento
Mi comentario sobre tu aliento
Muchas cosas que pienso
Solo las digo por menso
Y con gran remordimiento

Había una vez un gran loro
Que cantaba soprano en un coro
Pero solo en canón podía
Pues todo lo repetía
Y nadie lo consideraba tesoro

Había una vez una dama
Que pasaba los días en cama
Mala salud algunos decían
Pero había quienes creían
Que tal vez no era tan dama

Siempre quise ir a Tijuana
A penas antier tuve lana
Mejor la hubiera guardado
Casi nada aquí me ha gustado:
Y hasta la prostituta estuvo muy plana

Cuando la joven me dijo
Que por favor le hiciera un hijo
Acepté sin haber entendido
Todo lo que ella había pedido
¡Y ahora quiere que cuide al canijo!

¿Alguien sabe de algunos (buenos) “limericos” en español? O mejor aún, ¿a alguien se le ocurre alguno?

Autor: Omar

re(des)conocido autor de 1.0 blog(s).

6 thoughts on “Limericos”

  1. Gracias Canek, estuvo simpático.🙂

    Es intersante leer el limerick de Linus, entre otras cosas, porque te dice algo acerca de su acento en inglés: ¡es tal que su limerick de hecho rima!

    Claro, podría ser mi ignorancia y que FUD, por algún misterioso y hackeril motivo, se pronuncia de manera que rima con wood y no mud… pero… no creo, ha de ser el acento de Linus.

  2. lo que he siempre querido hacer es calaveras en otro idioma (aunque creo que ni los gringos, que son los mas próximos a México, las entenderían a cabalidad).
    de los limericks solo puedo decir que sobrepasan mi capacidad verbal.
    está esta que está en alemán (por el inventor del alemán y leída por el mayor actor de todos los tiempos) me es imposible traducirla, pero puedo decir que es alegre en algunos versos pero definitivamente no es una calavera.
    ;D

  3. La métrica está totalmente descuadrada en los versos cortos. Esos limericos se pueden mejorar, por ejemplo:

    Siempre quise ir a Tijuana
    Apenas antier tuve lana
    ¡La hubiera guardado!
    Nada me ha gustado,
    y hasta la puta estuvo plana.

    (no temas por las groserías: recuerda que “… the clean ones so seldom are comical”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s