La administración del tiempo

Llevo ya un par de meses sin escribir aquí y el motivo es claro. No es que no tenga nada que decir, pues eso nunca me ha impedido escribir antes. Más bien es que administro muy mal mi tiempo y la prioridad que le asigno al blog es suficientemente baja como para que solo escriba en él cuando estoy excepcionalmente desocupado (raro) u organizado (más raro aún).

Lo que me hace estar más ocupado de lo que solía estar en México es que acá en Toronto he estado estudiando mucho. Además sigo paseando con Paola, leyendo novelas y otros blogs, viendo muchas series de televisión (ahora policiacas, lo que veía con mis papás y a lo que ahora conseguí volver adicta a Paola; no series de ciencia ficción que veía con Juanjo y Canek) y películas (aunque mucho menos que en México, principalmente por lo caro del cine… creo). Cuando estoy frente a la computadora frecuentemente pienso en escribir una entrada en el blog, pero usualmente decido vaciar primero mi buzón de correo electrónico y las novedades de los blogs que leo con Google Reader… Normalmente cuando acabo ya no tengo tiempo (casi siempre) o ganas (a veces) de escribir en mi blog.

Pero claramente la principal diferencia en que tanto tiempo me queda para el blog es el tiempo que paso estudiando. La mayor parte de mis lectores me vieron en la Facultad (de Ciencias de la UNAM, para los que no) y saben que no estudié mucho allá. Sabía más matemáticas elementales que la mayor parte de mis compañeros, creo, pero también, cuando terminé, menos matemáticas avanzadas que muchos de ellos. En parte esto pasó porque me gustaban más las matemáticas elementales que las avanzadas (disparidad de gustos que inició porque los problemas de la olimpiada son mucho más motivantes que los ejercicios de los cursos en la universidad y no entendí que eso era culpa de los cursos, no de los temas), pero principalmente pasó por lo flojo que soy: típicamente aprendí solo suficiente como para contestar los examenes y eso, en la Facultad y también en la mayor parte de las escuelas, es realmente poco comparado con lo que se ve en un curso.

(Para que, no sé, mis papás, digamos, no piensen que desperdicié mi tiempo en la UNAM, debería aclarar que parezco saber razonablemente bien la Topología General, Teoría de Grupos y Teoría de Módulos que se ve en la licenciatura y claro, aprendí, cosas de Teoría de Gráficas que probablemente no use durante el doctorado. Aunque, ahora que lo pienso, ya usé lo que aprendí sobre gráficas de clanes para escoger mi horario este semestre: hallé todos los clanes del complemento de la gráfica de intersección de los horarios de los cursos que me interesaban y, viendo la lista de clanes, escogí uno.)

Aquí también preguntan en los examenes una fracción pequeña de lo que se ve en el curso (bueno, tal vez Bar-Natan y McCann no: no estoy muy seguro de si considero pequeñas su par de fracciones), pero decidí que ya siendo yo adulto, casado, esperando hijo y alumno de posgrado, era hora de ser más responsable con mi educación. El resultado es que he estado aprendiendo muchísimas cosas que se enseñan en la licenciatura, de las cuales incluso tomé cursos, pero que no aprendí entonces: Variable Compleja, Topología Diferencial, Geometría Riemanniana, Análisis, Topología Algebraica, Geometría Algebraica. (En todos los casos me refiero a las cosas básicas del área, lo que se ve en la licenciatura. Desde luego, algo se me quedó de esas cosas, quizá hasta una cantidad decente para haber ido a tan pocas clases como fuí, pero ciertamente he pasado vergüenzas múltiples por lo que no sé de esas áreas.) También estudié el año pasado Ecuaciones Diferenciales Parciales, que también se ve en la licenciatura, pero en eso al menos tuve el pretexto de no haber tomado un curso en la Facultad…

Es ligeramente frustrante estar aprendiendo ahora todas las cosas viejas que debí haber aprendido durante la licenciatura, porque me deja menos tiempo para aprender las cosas nuevas que se están haciendo. Aunque, apretándole un poco, he encontrado suficiente tiempo para tomar unos cuantos cursos excelentes sobre cosas nuevas que han cambiado mi opinión, no sobre la matemática elemental –que sigo considerando sumamente subvalorada–, sino sobre las matemáticas avanzadas, que cada vez aprecio más.

Autor: Omar

re(des)conocido autor de 1.0 blog(s).

4 thoughts on “La administración del tiempo”

  1. Comparto tu sentimiento. ¿Será que este sentimiento es común entre los estudiantes de doctorado? a veces me consuelo pensando en que la respuesta es que sí. El hecho es que mientras preparaba los exámenes llamados “comprehensive exams” me di cuenta (aunque ya lo intuía) de la cantidad de matemáticas que se supone que debería de saber y que no sabía a pesar de haber llevado cursos en la Facultad sobre el tema.

    En mi caso el sentimiento de frustración podría ser peor, pues yo no tengo el pretexto de decir que no asistí a clases. Creo que al menos asistí al 80 % de claes en la facultad, aunque si bien es verdad que en general no estudiaba. El tiempo extra clases que le dedicaba a la escuela (en la licienciatura) era sólo el tiempo de hacer una tarea o examen. Ahora lo lamento! De haber estudiado como ahora estoy estudiando (y como me imagino que tú lo haces) durante la licenciatura, ahora podría dedicarme más a disfrutar las cosas nuevas que estoy aprendiendo, y no tendría que regresar tanto a las bases. En fin. En todo caso, creo que haber preparado los “comprehensive exams” resultó ser algo de mucho provecho, pues me obligó a ponerme a nivel y a recuperarme en muchas lagunas. No sé que tan bien lo logré, pero al menos siento que entiendo un poco mejor las cosas que antes creía que entendía.

    En fin, te quiero recomendar un libro que a lo mejor ya conoces, pero que me parece una interesante manera de estudiar las cosas de la licenciatura y que sin duda ayuda a entrarle a las matemáticas avanzadas. Además este libro tiene una selección de problemas muy ingeniosos que hasta podría decir son muy tipo “olimpiada de matemáticas”

    Es el libro de “Berkeley Problems in Mathematics” http://books.google.ca/books?id=fGAUKrEqc5wC&dq=berkeley+problems+in+mathematics&pg=PP1&ots=0SuChZ17ov&sig=jzSLzedwkh6EH00Xy-Pze0SkK7U&prev=http://www.google.ca/search%3Fhl%3Des%26rls%3DGGIC%252CGGIC%253A1970–2%252CGGIC%253Aes%26q%3DBerkeley%2BProblems%2BIn%2BMathematics%26btnG%3DBuscar%26meta%3D&sa=X&oi=print&ct=title&cad=one-book-with-thumbnail
    a ver qué opinas.

    Saludos y suerte.

  2. Creo que ese libro lo conozco. Si no mal recuerdo, es una colección de problemas para prepararse para los “prelims” de Berkeley y aunque ciertamente tiene problemas mucho mejores que los típicos de un libro de texto de licenciatura, no recuerdo que me hayan parecido especialmente “tipo olimpiada”. Le voy a echar un ojo de nuevo, a ver que me parece ahora.

  3. sólo una duda boba para entender completamente tu post; a qué te refieres con matemáticas elementales? (erdos era experto en métodos elementales en teoría de números y publicó bastante no? igual y podrías aprovechar esa cualidad tuya -aparte de que seguramente exageras un poco en tu post y no creo que tengas problemas severos comparado con la mayoría, y con esto no estoy insinuando que debas ser de la mayoría jaja)

  4. No creo que haya una definición satisfactoria de “matemática elemental”, pero como uso yo el término ciertamente no tiene correlación fuerte con lo fácil o difícil que sea el tema. Así, por ejemplo, estoy de acuerdo que bastante de lo que hizo Erdös es elemental.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s